PROVINCIA

Juanjo Artero, lleno de dudas y preguntas, cautiva Torralba de Calatrava

El Festival se estrenó con la obra Arizona, un drama muy actual basado en la desconfianza hacia los vecinos del Sur.

El Patio de Comedias de Torralba levantó su telón y ha dado comienzo el Sexto Festival de Teatro y Títeres. Anoche Juanjo Artero, en una gran  interpretación, interpretaba un monólogo, “El milagro de la Tierra”, de Juan Asperilla y dirigida por Laila Ripoll, donde ponía sobre las tablas del Patio de Comedias una serie de preguntas, que como persona y actor se realiza a diario, que cautivaron la atención del público.

Artero se pregunta ¿Por qué soy actor? o ¿por qué estoy en la Tierra?. A partir de ahí se desarrolla un monólogo que en 75 minutos no sólo cautiva la atención de los asistentes sino que invita a reflexionar y que el espectador también se cuestiones aspectos esenciales del ser humano.

Una obra inspirada en las inquietudes vitales del propio actor, Juanjo Artero así como un curioso homenaje a muchos de los autores y personajes que ha interpretado o admirado, a lo largo de su trayectoria teatral. El milagro de La Tierra” hace también un recorrido por la obra de referentes como Cervantes, Shakespeare, Rosalía de Castro, Zorrilla e incluso un paseo curioso entre declaraciones, sorprendentemente nada religiosas y de rabiosa actualidad, de místicos como el Dalai Lama o Fray Luis de León, e incluso de la propia Biblia.

Artero se esfuerza por saber quiénes somos, de dónde venimos, dónde vamos, o qué hacemos, invitando al espectador a reflexionar sobre estas cuestiones. Las personas, afirma en el monólogo, interpretamos, somos actores y somos miles de personajes a la vez. El público, puesto en pie, reconocía con sus aplausos una soberbia interpretación, de un Artero que ayer cautivo a Torralba de Calatrava.

El Festival de Teatro y Títeres comenzaba este fin de semana con la obra Arizona, a cargo de la compañía Histrión Teatro.  Escrita y dirigida por Juan Carlos Rubio e interpretada por Gema Matarranz y David García, narra la historia de Georges y Margaret que deben defender sus fronteras, de los vecinos del Sur. Los vecinos están ahí, acechando, esperando a cruzar al mínimo descuido, pero cuando Margaret comienza a hacer demasiadas preguntas, la comedia musical que era su vida se torna una salvaje tragedia.

Arizona no está lejos. Arizona está aquí, en Ceuta, en Melilla, en cada una de nuestras ciudades, en cada muro que se levanta para impedir que un ser humano acceda a una vida mejor.

La alcaldesa de Torralba, Marian Álvaro, ha señalado que este Sexto Festival de Teatro y Títeres ha querido contar con 10 propuestas teatrales avaladas por el público que ha asistido a sus representaciones, otorgando una calidad que hace de Torralba un referente, en las noches de verano, en la región.

Marian Álvaro ha afirmado que la implicación de Torralba con la cultura es más que evidente y se muestra muy satisfecha de la respuesta que los espectadores están ofreciendo a la programación cultural de este verano. La primer edil está convencida que esta nueva edición de Teatro y Títeres contará con el apoyo mayoritario de los espectadores que con su presencia están dando el respaldo y la confianza que un festival de estas características merece.

Mucho Shakespeare, mucho ingenio

Este primer fin de semana inaugural se cerraba anoche con la representación, de “Mucho Shakespeare”, interpretada por los actores Antonio Blanco y José Antonio Aguilar, de la Cía. Malaje Sólo. La propuesta de la compañía, contar las tragedias shakesperianas de forma sencilla y divertida. Y claro que lo consiguen.

Dos  cómicos andaluces emigran a Inglaterra y encuentran trabajo como camareros en el ambigú del Globe Teatre de Londres, el teatro de Williams Shakespeare. Ellos nos darán su particular visión de las tragedias más leídas del escritor inglés. Hamlet, Otelo, Romeo y Julieta o Macbeth, son interpretados, de forma sencilla, personal, tan es así que cualquier espectador, aunque no haya leído a Shakespeare, entenderán la tragedia que están viendo.

 

El humor, el ingenio desarrollado con una gran originalidad, son la clave de esta obra, que en Torralba ha desatado una enorme ovación del público asistente.

Un público participativo, que forma parte de la obra al interpretar personajes de las diferentes tragedias. Los actores invitan de manera tan personal y pura a participar, a los espectadores, en la obra, como un actor más, que se integran en la representación formando parte de un espectáculo que despierta las carcajadas de los presentes.

Una noche espectacular en Torralba, de una compañía que sabe hacer un espectáculo divertido e ingenioso.