PROVINCIA-TOMELLOSO

Rubio transmite la felicitación del Ayuntamiento a Vinícola de Tomelloso con motivo del XXX Aniversario de su fundación

El concejal de Agricultura, Álvaro Rubio, transmitió la felicitación del Ayuntamiento de la ciudad a Cooperativa Vinícola de Tomelloso, durante el acto conmemorativo del XXX Aniversario de su fundación y 25 aniversario de uno de sus vinos más emblemáticos, el Añil.

Un acto que tuvo lugar este sábado por la noche en las instalaciones de la bodega y que contó con la presencia del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; el presidente de la cooperativa, Fernando Villena Ruiz, su junta directiva y socios de la bodega; el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Iván Rodrigo; el concejal de Agricultura, Álvaro Ruiz; la delegada de la Junta en la provincia, Carmen Teresa Olmedo; el senador Carlos Cotillas y varios representantes de la Corporación Municipal, además de los presidentes nacional y regional de ASAJA, Pedro Barato y Fernando Villena Cañas, respectivamente, que fue además el primer presidente de la cooperativa y el secretario general de la organización agraria en Castilla-La Mancha, José María Fresneda.

Durante el acto, Álvaro Rubio se refirió a Vinícola de Tomelloso como una de las cooperativas “punteras” de la región, sin la que la ciudad no sería lo mismo. El concejal de Agricultura tuvo palabras de reconocimiento a la labor de esta empresa, “nacida hace treinta años del esfuerzo de sus socios y que hoy es referente dentro y fuera de la región con presencia de sus vinos más allá de sus fronteras”.

Vinícola de Tomelloso, dijo también Rubio, es ejemplo de emprendimiento gracias a la unión de sus socios “seguramente fruto de los difíciles momentos pasados en los inicios del proyecto que os hizo estrechar lazos entre vosotros”.

Además, destacó el compromiso de todos los socios con su producto. “Sois los mejores comerciales de vuestra empresa llevando las botellas a los confines del planeta, fuera de vuestras fronteras. Que mayor alegría que abrir una carta de un restaurante en París y encontrar el vino de esta bodega. Eso para un tomellosero es algo muy importante”, afirmó.

Para el concejal, Vinícola de Tomelloso es además una cooperativa muy comprometida con la cultura, como demuestra el hecho de llamar “Añil” a una de sus marcas más conocidas y “Torre de Gazate”, origen de la ciudad, a otro de ellos.

Rubio, que se puso a disposición de la junta directiva de la cooperativa para desarrollar proyectos conjuntamente, incidió en la implicación de su presidente, Fernando Villena Ruiz en esa tarea. “Con Fernando tenemos muchas ideas en común que estamos trabajando para llevar a cabo”. Y colaboración también dijo para dar respuesta a sus demandas, como el arreglo de un camino cercano a la cooperativa que fue solicitado al Ayuntamiento y que este año se ha hecho ya realidad.

Rubio aprovechó para anunciar que hay previsto un proyecto de ornamentación urbana en el que las bodegas de la ciudad, entre ellas Vinícola de Tomelloso, va a estar muy presente y otro de ornamentación de rotondas dedicadas exclusivamente al vino “en el que vuestra bodega ha apostado por una iniciativa muy importante de cara a la visibilidad de vuestra bodega”, recalcó.

El presidente de la cooperativa, Fernando Villena Cañas, agradeció públicamente la trayectoria de la empresa a todos los socios de la cooperativa, a sus trabajadores, a distribuidores, amigos familiares y autoridades “que tanto nos han apoyado en estos treinta años”. Villena repasó la historia de la cooperativa y recordó a todas las personas que han ido haciendo crecer el proyecto, así como las numerosas alegrías que sus vinos han dado a la bodega logrando importantes premios, entre ellos el Zarcillo de Oro, uno de los más prestigiosos de España, logrado por el “Añil” en 1991 y por el “Mantolán” en 1996.

Cerró el acto el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo que se refirió a Vinícola de Tomelloso como una empresa “que lleva muchos años haciendo las cosas bien y que fue referente en su momento de apuesta por el embotellado en nuestra comunidad autónoma y de apuesta por una Denominación de Origen, la de La Mancha”. Dos cuestiones que, añadió, “muy trascendentes porque ambas nos ayudan a ser más rentables; el vino embotellado tiene mayor valor añadido y el vino con DO, también”.

Las empresas como Vinícola, “que son capaces de hacer ese producto excelente y de comercializarlo bien ayudan también a tirar de los vinos de La Mancha en su conjunto y de los vinos de la Denominación de Origen”

Martínez Arroyo halagó a los socios de la cooperativa que hace 30 la fundaron, renunciado a su proyecto empresarial individual por hacer un proyecto empresarial conjunto, colectivo, una cooperativa”. Hoy es el momento probablemente de pensar en un futuro de integración comercial aprovechando la figura de las Entidades Prioritarias de Interés Regional, que está a punto de aprobar en consejo de gobierno y a partir del cual, apuntó el consejero, “se va a construir el futuro del sector agroalimentario de Castilla-La Mancha”.

El evento finalizó con la actuación de la Coral de Tomelloso, dirigida por Marieli Blanco.