Con la vida por delante
No fue el azar, fue la serendipia…
CON LA VIDA POR DELANTE

No fue el azar, fue la serendipia…

A veces negamos ver las señales, a pesar de las evidencias. Con nuestros pasos nos encaminamos hacia un destino que nos aguarda, en dirección a una maravillosa causalidad que no esperábamos encontrar.

Valeria
CON LA VIDA POR DELANTE

Valeria

La misa del gallo tocaba su fin. Mario retorcía nervioso un pedazo de papel plagado de letras. Respiraba con sonora rapidez, para fastidio de la beata sentada a su izquierda. Las palabras del sacerdote se confundían con el estertor exasperante del pagano. Miradas opacas taladraban las sienes del muchacho desde todos los flancos, como si éstas tuviesen el poder de la fulminación.

Crónica de un poema anunciado
CON LA VIDA POR DELANTE

Crónica de un poema anunciado

Todo surgió como una idea. Como cualquier gran proyecto… La idea estaba clara, la literatura es uno de los objetivos de Kultuliteratta. Cada una de sus formas puede ser el principio perfecto a tener en cuenta para cualquiera de nuestros proyectos. Y la poesía, en este caso, fue el pretexto ideal para hacer volar nuestra imaginación. 

Mi poema favorito va dedicado a ti
CON LA VIDA POR DELANTE

Mi poema favorito va dedicado a ti

Todo el mundo tiene su propio poema. Ya sea en forma de canción, de ritmo sin letra que nos invita a bailar o incluso de ese dicho pegadizo que usamos como muletilla para dar explicación a casi cualquier cosa. Todos tenemos un poema, tan único y personal como una huella dactilar. 

El escritor
CON LA VIDA POR DELANTE

"El escritor"

El pánico encogía el alma del escritor. Frente a la máquina, el folio en blanco esperaba en el rodillo que lo atenazaba, vigilado de cerca por las teclas de amenazantes letras.

Marcos
CON LA VIDA POR DELANTE

Marcos

Dejé mi castillo de luna para cobijarme al abrigo de un amor profundo.

Escuché con atención las palabras de quien deseaba con verme llegar, pero mi reino de las estrellas me esperaba triste y ansioso.

Diario
CON LA VIDA POR DELANTE

Diario

No sé exactamente por dónde empezar. Lo más acertado sería hacerlo con un “Querido diario”. Pues bien, hoy, 11 de diciembre de 2004, comienzo mi diario, o mejor dicho mi terapia. 

Viajeros on the Road II
CON LA VIDA POR DELANTE

Viajeros on the Road II

Pepa ya tenía una edad. La justa como para saber que el mundo era un lugar peligroso. Ella venía de la postguerra, de la cartilla de racionamiento, del estraperlo, del pillaje para sobrevivir. Pepa era una superviviente. Había salido con apenas unos rasguños de una infancia con escasa esperanza de vida, de un matrimonio concertado donde la felicidad no entraba en el contrato, de una vida de trabajo de mula. 

El infinito no es un ocho tumbao
Con la vida por delante

El infinito no es un ocho "tumbao"

“Cuando el mundo que te rodea se convierte en una caja de cerillas es el momento de salir corriendo”

María leía una y otra vez la frase. El libro que le había recomendado su amiga Luisa era una auténtica castaña. Normalmente solía dar el beneficio de la duda hasta la mitad, más o menos. Pero le estaba costando horrores llegar al límite autoimpuesto. Esperaba que en algún momento algo le sorprendiese. 

Viajeros on the road
CON LA VIDA POR DELANTE

"Viajeros on the road"

Que la vida ya no es lo que era, ya lo sabemos, pero si a mi abuela le dijesen que tendría que compartir viaje en su coche con un desconocido, a cambio de compartir gastos, diría que para emociones fuertes se depilaba las ingles. Como si la estuviese viendo, ella huía despavorida del pobre autoestopista de pulgar solicitante. “No vaya a ser un delincuente, Julia”, me decía con gravedad, como si la intensidad de su mirada tuviese el poder de convencerme de la crueldad del mundo.

Recuerdo….
CON LA VIDA POR DELANTE

Recuerdo….

¿Me echarás de menos cuando me haya ido?.... La pregunta aún resuena en mi cabeza. Como una melodía atrapada en el tiempo que me visita de vez en cuando para recordarme que formaste parte de mi vida. 

Tu nombre...
CON LA VIDA POR DELANTE

Tu nombre...

Prendes la llama como quimera enloquecida. Desde un mundo extraño, desconocido. La eterna pregunta roza los labios con insistente provocación. Tu nombre…

Dëmos. La difícil decisión de una oveja
CON LA VIDA POR DELANTE

Dëmos. La difícil decisión de una oveja

El rebaño andaba revuelto. Aquella misma tarde tendrían que decidirse de una vez por todas. Llevaban tiempo buscando una solución, pero la cosa no tenía buena pinta. Siempre había habido diferentes puntos de vista. Era lógico. El caso es que no recordaban haber estado nunca tan divididas. También es cierto que la memoria histórica de las ovejas es muy limitada. Pero aquello era algo inaudito. ¿Cuánto tiempo podrían estar sin un pastor que las guiase?

Sin nombre
Con la vida por delante

Sin nombre

Manido. Trillado. Vulgar. Carente de originalidad.... La barita mágica de la genialidad se agita en la habitación de al lado. Altiva, concede breves instantes de lucidez. Tan insignificantes que la visión de la mediocridad se hace aún más tediosa.

El Dibujo
Con la vida por delante

El Dibujo

Llevaba horas mirándolos. Alteraba su orden. Los ponía de cualquier manera para después volverlos a colocar utilizando cualquier dato significativo. La fecha en la que los hizo, el motivo que le llevó a idear las curiosas formas. Cualquier fórmula era válida para llegar hasta una conclusión que no lograba ver. 

Marçel
CON LA VIDA POR DELANTE

Marçel

Marçel nunca supo qué vio Ludovico Bertrand en él para ser el elegido. El último de los caballeros de la orden de Virgo le encontró una mañana gris de cultivada escarcha. Aquella noche, el joven Marçel, durmió a la intemperie, únicamente protegido por sus harapientas ropas y una maloliente manta que había robado el día anterior de un cadáver. 

¿Qué harías por volver?
CON LA VIDA POR DELANTE

¿Qué harías por volver?

La tarde languidecía ante sus ojos. Gotas de sal y lluvia resbalaban esquivas por el efímero cristal de la retina. En su mano derecha aún permanecía el papel arrugado, emborronado, apenas si podía distinguirse una sola palabra legible. Frases incoherentes que cobraban sentido en su cabeza, en la memoria tardía que era imposible guardar en cualquier recoveco. Rondaban quejumbrosos los detalles desagradecidos, gemía en los rincones el eco de lo que aconteció entre aquellas mismas paredes. 

Quiero oírte respirar...
CON LA VIDA POR DELANTE

Quiero oírte respirar...

Quiero oírte respirar….

Sentir el aroma, el vaivén de tu pecho encendido. Permíteme siempre, una vez más, mirar tus ojos y pensar que no hay nadie en el mundo más importante que yo. 

“Lo imperfecto”
CON LA VIDA POR DELANTE

“Lo imperfecto”

Alguien me dijo una vez que la perfección no existe. Que siempre hay algo que desencaja en ese cuadro simétrico en el que intentamos medirlo todo. Y esa nota discordante, ese reflejo extraño, ese matiz que rompe con lo que  buscamos se hace aún más especial. Mucho más que la quimera a la que llamamos perfección. 

Carta
CON LA VIDA POR DELANTE

Carta

Querida Ángela:

¿Cómo empezar a relatar una vida entera?, créeme, no será fácil.

Hubiera preferido poder contarte mi historia en persona. Mirándote a los ojos.

Nací el 20 de agosto de 1925 en el seno de una familia acomodada. En  una gran ciudad; Madrid.